Health Information

Un estudio descubre que los adolescentes adoptados son más propensos a los intentos de suicidio

Un estudio descubre que los adolescentes adoptados son más propensos a los intentos de suicidio

Los padres deberían estar conscientes, pero no excesivamente alarmados, según los investigadores

LUNES, 9 de septiembre (HealthDay News) -- Los adolescentes que fueron adoptados pueden tener un riesgo mayor de intento de suicidio que los que fueron criados por los padres biológicos, según sugiere un nuevo estudio.

El estudio de más de 1,200 adolescentes de Minnesota halló que los que eran adoptados tenían cuatro veces más probabilidades de intentar suicidarse. Más del 8 por ciento de las chicas adoptadas y el 5 por ciento de los chicos intentaron quitarse la vida, en comparación con menos del 2 por ciento de los niños no adoptados.

Sin embargo, la investigadora principal se apresuró a recalcar que los padres no deberían alarmarse demasiado. "La mayoría de estos niños [adoptados] estaban bien adaptados psicológicamente", afirmó Margaret Keyes, profesora asistente de investigación en psicología en la Universidad de Minnesota en Mineápolis.

Pero sugirió a los padres y médicos que sean conscientes del riesgo relativamente alto de los adolescentes adoptados que muestren otros factores de riesgo posibles de suicidio, como el abuso de sustancias o problemas en la escuela.

Los hallazgos, publicados en línea el 9 de septiembre en la revista Pediatrics, están en sintonía con lo que se sabe sobre el bienestar mental de los niños adoptados, afirmó un experto que no participó en la investigación.

"Sabemos que hay una tasa mayor de psicopatología en los jóvenes que son adoptados", afirmó el Dr. Victor Fornari, director de psiquiatría infantil y adolescente en el Sistema de Salud North Shore-LIJ en New Hyde Park, Nueva York.

La "psicopatología" es un término general usado para los síntomas de salud mental, que incluyen los trastornos de ansiedad y la depresión. Y tener una salud mental más frágil es un factor de riesgo del intento de suicidio.

De modo que estos nuevos hallazgos "no son sorprendentes", comentó Fornari, pero sí aumentan la concienciación.

"La adolescencia, en general, es un periodo de mayor riesgo [de intento de suicidio]", señaló. "Y ahora hay evidencias de que el riesgo puede ser relativamente más alto para los adolescentes adoptados".

Fornari afirmó que se ha "especulado" con que los padres biológicos de los niños adoptados podrían, en general, tener una tasa de enfermedades psiquiátricas mayor que el promedio. Y eso podría afectar a las probabilidades de los niños de sufrir problemas de salud mental.

Keyes se mostró de acuerdo en que los genes podrían ser importantes. También es posible, comentó, que los niños adoptados tengan más dificultades con la adaptación social.

Los hallazgos se basan en 692 adolescentes que fueron adoptados antes de cumplir los 2 años de edad. Tres cuartas partes de ellos procedían de fuera de Estados Unidos, la mayoría de Corea del Sur. Keyes y sus colaboradores compararon a estos adolescentes con 540 adolescentes no adoptados de Minnesota. Se entrevistó a los adolescentes y a sus padres al inicio del estudio y, de nuevo, tres años más tarde.

A lo largo de esos tres años, los investigadores descubrieron que los niños adoptados tenían más probabilidades de haber intentado suicidarse. 31 chicas adoptadas y 16 chicos adoptados lo habían intentado al menos una vez.

Esa diferencia entre los sexos era de esperar, indicó Fornari. "Los chicos tienen 10 veces más probabilidades de llevar a cabo un suicidio, porque usan medios más letales", explicó. "Pero las chicas tienen alrededor de 10 veces más probabilidades que los chicos de intentar suicidarse".

Los adolescentes adoptados también tendían a tener más problemas que pueden asociarse con el riesgo de suicidio, como problemas conductuales en la escuela y desavenencias familiares". Pero incluso cuando los investigadores tuvieron en cuenta esas diferencias, los chicos adoptados seguían teniendo casi 4 veces más probabilidades de haber intentado suicidarse que los no adoptados.

Y aunque la mayoría de los adolescentes fueron adoptados de otros países, Keyes afirmó que no había ninguna evidencia de que tuvieran un riesgo mayor de intento de suicidio que los adoptados nacidos en EE. UU.

Fornari se mostró de acuerdo en que los padres de los niños adoptados no tienen necesidad de alarmarse, pero deberían ser conscientes. Sugirió que hicieran las mismas cosas que haría cualquier padre. "Escuche a sus hijos", afirmó. "Cuanto más en sintonía esté con sus problemas, más capacitado estará para notar si puede haber un problema y es necesario pedir ayuda", explicó.

"A veces, los padres pueden quedarse atascados con el enfado por la rebelión adolescente y pierden de vista los problemas subyacentes que pudieran haber", añadió Fornari.

Y los profesionales de la salud deberían escuchar a los padres que estén preocupados, afirmó Keyes. En ocasiones, afirmó, los padres adoptivos pueden ser etiquetados como demasiado protectores.

"Pero sus preocupaciones deberían tomarse en serio", señaló Keyes.

Más información

La Asociación Nacional de Psicólogos Escolares (National Association of School Psychologists) ofrece consejos sobre la prevención del suicidio adolescente (http://www.nasponline.org/resources/crisis_safety/suicideprevention.aspx ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

FUENTES: Margaret Keyes, Ph.D., research assistant professor, psychology, University of Minnesota, Minneapolis; Victor Fornari, M.D., director, child and adolescent psychiatry, North Shore-LIJ Health System, New Hyde Park, N.Y.; October 2013, Pediatrics