Health Information

Tener fiebre en el primer trimestre podría aumentar el riesgo de defectos de nacimiento

  • Home
  • Health Information
Tener fiebre en el primer trimestre podría aumentar el riesgo de defectos de nacimiento

Una revisión halló una asociación, pero los investigadores comentaron que las mujeres pueden tomar Tylenol de forma segura para rebajar la temperatura corporal

MARTES, 25 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- Los bebés nacidos de madres que tienen fiebre al principio del embarazo podrían tener un riesgo ligeramente más alto que sufrir ciertos defectos de nacimiento, según una nueva revisión.

Una serie de estudios han sugerido que hay un vínculo entre la fiebre durante el embarazo y el riesgo de tener defectos de nacimiento. La nueva revisión, publicada en línea el 24 de febrero y en la edición impresa de marzo de la revista Pediatrics, reúne los resultados de trabajos pasados y confirma que, de hecho, sí parece haber una conexión.

Pero los expertos hicieron hincapié en que las razones del vínculo no están claras. Además, incluso si la fiebre de la madre contribuye al riesgo de defectos de nacimiento, se trataría de un aumento muy pequeño en cifras reales.

"Queremos enfatizar el hecho de que dado que estamos tratando principalmente con enfermedades raras, el riesgo general de tener un hijo que sufra de cualquiera de estas afecciones sigue siendo muy pequeño", afirmó la investigadora líder, Julie Werenberg Dreier, estudiante de postgrado en la Universidad del Sur de Dinamarca, en Esbjerg.

En concreto, su equipo halló que en los 46 estudios realizados desde los años 90, la fiebre durante el primer trimestre se relacionó con un aumento de entre un 50 por ciento y el triple del riesgo de paladar hendido, defectos cardiacos y defectos en el tubo neural. Los defectos del tubo neural incluyen malformaciones graves en el cerebro y en la espina dorsal, como la espina bífida.

El primer trimestre fue clave, porque es cuando normalmente toman forma los defectos de nacimiento.

Pero aunque esos aumentos del riesgo suenan altos, las probabilidades de daño para cualquier recién nacido seguiría siendo bastante bajo, aclaró la Dra. Siobhan Dolan, obstetra y asesora médico en March of Dimes.

Por ejemplo, la espina bífida afecta a uno de cada 2,858 recién nacidos en Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Se trata de eventos raros", dijo Dolan, que no participó en el estudio. "De modo que, aunque el riesgo sea más alto, las probabilidades de que ocurra son bajas".

Y tanto Dolan como Dreier afirmaron que no está claro si el problema podría ser la fiebre o la infección subyacente.

"Diferenciarlo es difícil", dijo Dolan. "¿Se trata en realidad del calor [de la fiebre]? ¿O es la infección que causa la fiebre?".

Una vez dicho eso, Dolan sugirió que las mujeres vieran los hallazgos como "empoderadores, más que preocupantes". Esto es así porque el acetaminofén (el ingrediente activo del Tylenol) es un febrífugo efectivo, y es seguro usarlo durante el embarazo.

De modo que, si la fiebre aumenta el riesgo de defectos de nacimiento, las mujeres pueden hacer algo al respecto, indicó Dolan.

Y hay evidencias a partir de la investigación con animales de que la fiebre, por sí misma, es la culpable, según Dreier. En varias especies, desde los ratones hasta los monos, se ha hallado que el aumento de la temperatura corporal incrementa el riesgo de un crecimiento fetal deficiente y de defectos de nacimiento.

Además, una serie de estudios han observado si el riesgo de defectos de nacimiento es más bajo cuando las futuras madres tratan su fiebre con acetaminofén u otros febrífugos. Casi todos hallaron que el riesgo era más bajo, o que había desaparecido totalmente, escribió el equipo de Dreier.

Dolan dijo que el acetaminofén es el febrífugo que se elige durante el embarazo, porque no se ha vinculado con ningún riesgo para el feto. Las mujeres pueden tomarlo sin consultar con su médico antes, pero Dolan añadió que deberían tomar solo la dosis recomendada.

El equipo de Dreier también revisó los estudios que observaron el vínculo entre la fiebre y otros problemas, incluyendo el riesgo de autismo, parálisis cerebral, alergias y asma de los niños. Hubo algunas evidencias de un riesgo mayor, pero los estudios tendían a ser inconsistentes, o había muy pocos.

Dreier dijo que se necesitan más estudios a un mayor plazo. Y aunque la revisión halló una asociación entre la fiebre durante el embarazo y un aumento del riesgo de defectos de nacimiento, no probó que hubiera causalidad.

Por ahora, Dolan dijo que el mensaje para las mujeres es tratar su fiebre, sobre todo en el primer semestre.

"Normalmente, durante el embarazo se piensa: 'no hay que tomar nada'", comentó Dolan. "Pero esto sugiere que con la fiebre, hay que hacer lo contrario. Tomar acetaminofén es la solución".

Más información

March of Dimes tiene más información sobre tener un embarazo sano (http://nacersano.marchofdimes.com/embarazo.aspx ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Julie Werenberg Dreier, graduate student, University of Southern Denmark, Esbjerg; Siobhan Dolan, M.D., M.P.H., medical advisor, March of Dimes, and professor, obstetrics and gynecology and women's health, Albert Einstein College of Medicine, New York City; March 2014, Pediatrics