Health Information

Un estudio halla que el ejercicio vigoroso parece seguro para los pacientes de trasplante de corazón

  • Home
  • Health Information
Un estudio halla que el ejercicio vigoroso parece seguro para los pacientes de trasplante de corazón

Un estudio pequeño halló que la actividad intensa puede mejorar la capacidad de ejercicio y reducir la presión arterial

LUNES, 18 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- El ejercicio vigoroso parece ser seguro y beneficioso para los pacientes de trasplante del corazón, según una investigación reciente.

El estudio incluyó a 16 pacientes estables de trasplante del corazón que habían tenido su nuevo corazón durante más de un año. Algunos siguieron con el ejercicio moderado recomendado, mientras que otros hicieron ejercicio de alta intensidad, que incluye entrenarse durante unos minutos cerca de su tasa cardiaca máxima, durante doce semanas.

Los hallazgos mostraron que es probable que el ejercicio de alta intensidad sea seguro y más efectivo que el ejercicio moderado para ayudar a lograr unos niveles más altos de capacidad de ejercicio. El ejercicio de alta intensidad también fue más beneficioso para reducir la presión arterial.

Las personas que hicieron ejercicio de alta intensidad aumentaron la cantidad máxima de oxígeno que podían absorber en un 17 por ciento, en comparación con el 10 por ciento en los que hicieron ejercicio moderado.

La presión arterial sistólica, que es la cifra superior en una lectura de la presión arterial, se redujo de forma significativa entre los que hacían ejercicio de alta intensidad, pero permaneció igual en el grupo que hacía ejercicio moderado. La tasa cardiaca máxima aumentó en el grupo de alta intensidad, pero no entre los que hicieron un nivel moderado de ejercicio. Ambos grupos mostraron una mejora en la recuperación de la tasa cardiaca.

El estudio aparece en la edición en línea del 18 de agosto de la revista American Journal of Transplantation.

"Hoy en día, las personas que reciben un corazón nuevo experimentan una mejor función física, calidad de vida y esperanza de vida en general. Pero la mayoría de los pacientes siguen teniendo limitaciones en su función física y una calidad de vida reducida en comparación con la población general, debido a los efectos secundarios de los fármacos contra el rechazo y porque la regulación de la tasa cardiaca se ve afectada tras un trasplante del corazón", explicó en un comunicado de prensa de la revista el líder del estudio, Christian Dall, de la Universidad de Copenhague en Dinamarca.

"La respuesta afectada de la tasa cardiaca se ha considerado como un impedimento para el entrenamiento de alta intensidad, que es más exigente, pero este nuevo estudio documenta que los receptores estables de trasplante de corazón se benefician de este tipo de entrenamiento más que del entrenamiento moderado que se ha recomendado hasta ahora. Algo importante es que el entrenamiento también es seguro, y que los pacientes lo reciben bien", comentó Dall.

Pero hay que asegurarse de obtener la aprobación del médico antes de iniciar algún ejercicio nuevo tras una cirugía de trasplante del corazón.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. tiene más información acerca de los trasplantes de corazón (http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/ht/ ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTE: American Journal of Transplantation, news release, Aug. 18, 2014