HCA Gives $1 Million in Aid for Ebola Response
Health Information

Un estudio relaciona el despido de los trabajadores con el aumento de los suicidios de adolescentes

  • Home
  • Health Information
Un estudio relaciona el despido de los trabajadores con el aumento de los suicidios de adolescentes

El efecto fue más acusado para las chicas adolescentes y los adolescentes negros

JUEVES, 14 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- Cuando muchos trabajadores pierden sus trabajos, aumentan los intentos de suicidio de ciertos grupos de adolescentes, según un estudio reciente.

Los investigadores analizaron los resultados de una encuesta realizada a más de 403,000 adolescentes estadounidenses llevada a cabo entre 1997 y 2009, además de los datos nacionales sobre los despidos.

Aunque el estudio no demostró que hubiera una relación de causalidad, halló que cuando el 1 por ciento de los trabajadores de un estado perdían su trabajo, los intentos de suicidio y otras conductas relativas al suicidio aumentaron entre un 2 y un 3 por ciento en las chicas durante el año siguiente.

Lo mismo ocurrió con los adolescentes negros de ambos sexos.

En concreto, los pensamientos suicidas y la planeación suicida aumentaron entre las chicas adolescentes, mientras que en los adolescentes negros aumentaron los pensamientos suicidas, la planeación suicida y los intentos suicidas, según los investigadores de la Universidad de Duke, en Durham, Carolina del Norte.

"La pérdida del trabajo puede suponer una conmoción inesperada para una comunidad", dijo la autora, Anna Gassman-Pines, profesora asistente de políticas públicas y miembro de la facultad en el Centro de Políticas Infantiles y Familiares de la Universidad de Duke, en un comunicado de prensa de la universidad.

"Sabemos que el suicidio aumenta en los adultos cuando se producen pérdidas de trabajo generalizadas en las comunidades. Ahora tenemos evidencias de que a los adolescentes les afecta de manera parecida", explicó.

Cada año, aproximadamente 4,600 estadounidenses de 10 a 24 años de edad se suicidan, lo que lo convierte en la tercera causa más común de muerte en ese grupo de edad. Además, 157,000 jóvenes de 10 a 24 años de edad reciben tratamiento por heridas autoinfligidas cada año, según los investigadores de la Duke.

Los expertos dicen que los adolescentes, sus padres y los profesionales de atención sanitaria deberían estar alertas a las señales de pensamientos o conductas suicidas.

"La recesión económica puede aumentar el riesgo de conducta suicida en los adolescentes al igual que en los adultos", advirtió el Dr. Victor Fornari, director de la división de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York, y del Centro Médico Pediátrico Cohen de New Hyde Park, Nueva York.

Fornari cree que "realizar pruebas de depresión y de pensamientos y conductas suicidas a los adolescentes como parte de la evaluación de la salud anual en la atención primaria podría identificar a los jóvenes con el riesgo más alto y que necesiten una intervención".

Otro experto se mostró de acuerdo. "El mensaje importante es que si una persona tiene pensamientos suicidas en el contexto de un factor vital estresante, o incluso sin la presencia de ningún factor estresante obvio, la persona debería buscar ayuda profesional", dijo el Dr. Jeffrey Borenstein, presidente de la Brain & Behavior Research Foundation de la ciudad de Nueva York.

El estudio aparece en la edición en línea del 14 de agosto de la revista American Journal of Public Health.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) explica lo que los padres pueden hacer para la prevención del suicidio en la adolescencia (http://www.healthychildren.org/spanish/health-issues/conditions/emotional-problems/paginas/ten-things-parents-can-do-to-prevent-suicide.aspx ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Victor Fornari, M.D., director, division of Child & Adolescent Psychiatry, The Zucker Hillside Hospital, Glen Oaks, N.Y. and Cohen Children's Medical Center, New Hyde Park, N.Y.; Jeffrey Borenstein, M.D., president and CEO, Brain & Behavior Research Foundation, New York City; Duke University, news release, Aug. 14, 2014