Health Information

La vacuna contra el VPH protege de la infección incluso ocho años más tarde, según un estudio

  • Home
  • Health Information
La vacuna contra el VPH protege de la infección incluso ocho años más tarde, según un estudio

Los médicos siguen instando a los padres a hacer que sus hijos preadolescentes se pongan las tres dosis recomendadas

LUNES, 18 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- Un nuevo estudio a largo plazo muestra que la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) parece proteger del virus de transmisión sexual durante al menos ocho años.

Se cree que el VPH provoca la mayoría de los cánceres cervicales. Ciertas cepas, como el VPH 16 y 18, se vinculan con mayor firmeza con estos tumores. Se cree que el virus también provoca verrugas genitales en ambos sexos, y ciertos cánceres de cabeza y cuello.

Entre los preadolescentes vacunados en este nuevo estudio, ninguno contrajo ninguna de las enfermedades o afecciones asociadas con el VPH durante el periodo del estudio, reportaron los investigadores.

"La respuesta del cuerpo contra el VPH al producir anticuerpos se ve bastante bien a los ocho años, y parece que no se necesitarán dosis de refuerzo", apuntó el investigador líder, el Dr. Daron Ferris, director del programa de epidemiología y prevención del VPH de la Universidad de Georgia Regents, en Atlanta.

"Todo indica que la vacuna es segura, y parece que es efectiva para la prevención de las verrugas genitales y otras enfermedades causadas por el VPH", añadió".

El informe aparece en la edición en línea del 18 de agosto de la revista Pediatrics.

La Dra. Adriana Cadilla, pediatra del Hospital Pediátrico de Miami, dijo que "es muy promisorio saber ahora que tendremos una protección durante al menos ocho años".

Para el estudio, los investigadores asignaron al azar a 1,781 niños de 9 a 15 años de ambos sexos que no tenían actividad sexual a recibir la vacuna contra el VPH o un placebo. Tras ocho años, los que habían recibido la vacuna seguían teniendo anticuerpos contra el VPH, hallaron.

"Si no ha hecho que su hijo se vacune, por favor, hágalo", enfatizó Ferris. "No vacunar a sus hijos es más peligroso. Miles de personas seguirán muriendo cada año si no se vacunan".

A pesar de los beneficios de la vacuna, apenas el 57 por ciento de las chicas de 11 a 15 años reciben la primera dosis de la vacuna, y solo el 33 por ciento reciben las tres dosis. Entre los chicos, alrededor del 34 por ciento reciben la primera dosis de la vacuna, pero solo alrededor del 14 por ciento reciben las tres dosis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Los CDC recomiendan que todos los niños de 11 a 12 años reciban las tres dosis de la vacuna contra el VPH.

Ferris anotó que recibir las tres dosis es importante. "La tercera dosis es de refuerzo, y es lo que provee protección a largo plazo", explicó.

Una encuesta publicada en la misma edición de la revista examinó los motivos de que no se vacune a más chicas.

"Casi todos [los padres y los médicos] con quienes hablamos pensaban que vacunarse era buena idea", apuntó la autora de la encuesta, la Dra. Rebecca Perkins, profesora asistente de obstetricia y ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

"Pensaban que prevenir el cáncer es bueno, y que todas las chicas deben vacunarse", dijo. "Hay un problema con la coordinación".

Los médicos no sugieren la vacuna para las niñas de 11 a 12 años, dijo Perkins. Creían que la vacuna se debía administrar luego, cuando era más probable que las chicas fueran sexualmente activas, apuntó.

Los médicos y los padres pensaban más sobre la forma en que se transmitía el virus, en lugar de que la vacuna es una forma de prevenir el cáncer, señaló.

"Todo el mundo debe enfocarse en el motivo de administrar la vacuna, que es prevenir los cánceres asociados con el VPH, en lugar de la forma en que se contrae el VPH", recomendó Perkins.

Se lograban unas tasas altas de vacunación cuando los médicos consideraban la vacuna contra el VPH como parte normal de la programación de vacunas. Además, hablar sobre la prevención del cáncer fue un método más exitoso que hablar sobre el VPH como infección de transmisión sexual, añadieron los investigadores.

Los hallazgos de la encuesta no sorprendieron a Cadilla. "Sabíamos que no estábamos haciendo un buen trabajo a la hora de vacunar a chicos y chicas", lamentó.

Hay que vencer los prejuicios culturales sobre el sexo, añadió Cadilla. "Muchas veces los padres se asustan porque el VPH es una enfermedad de transmisión sexual", comentó. "Pero nunca se sabe en qué momento un niño comenzará a tener relaciones sexuales".

Cadilla aconseja a los padres vacunar a sus hijos. "Previene que suceda algo en el futuro", aseguró.

Los hallazgos de Perkins se basan en entrevistas sobre el VPH y la vacuna con 124 padres y 37 médicos.

Más información

Para más información sobre la vacuna contra el VPH, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (http://www.cdc.gov/vaccines/vpd-vac/hpv/ )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Daron Ferris, M.D., director, HPV epidemiology and prevention program, Georgia Regents University, Atlanta, Ga.; Rebecca Perkins, M.D., assistant professor, obstetrics and gynecology, Boston University School of Medicine, Boston, Mass.; Adriana Cadilla, M.D., pediatrician, Miami Children's Hospital, Miami, Fla.; September 2014 Pediatrics