Health Information

Un estudio halla una fuerte reducción en las hospitalizaciones y las muertes por enfermedades cardiacas en los EE. UU.

  • Home
  • Health Information
Un estudio halla una fuerte reducción en las hospitalizaciones y las muertes por enfermedades cardiacas en los EE. UU.

Los cambios en el estilo de vida y un mayor uso de los medicamentos impulsan la tendencia, afirman los investigadores

LUNES, 18 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- Las muertes y las hospitalizaciones por enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares (ACV) se han reducido dramáticamente en los Estados Unidos a lo largo de los últimos diez años, según un estudio de gran tamaño sobre los pacientes de Medicare.

Las reducciones observadas desde 1999 hasta 2011 son el resultado de cambios en el estilo de vida, un mejor tratamiento y unas medidas preventivas efectivas, indicaron los investigadores.

"Los hallazgos son sorprendentes", dijo el investigador principal, el Dr. Harlan Krumholz, profesor de cardiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut. "Realmente muestran que hemos empezado a revertir esta epidemia de las enfermedades cardiacas y los ACV".

El equipo de Krumholz revisó los datos de casi 34 millones de estadounidenses cubiertos por Medicare, el programa de seguros financiado con dinero público para las personas mayores. Analizaron las tendencias de las tasas de hospitalización, de fallecimientos en el plazo de un mes tras ser admitidos en un hospital, de volver a ser admitidos en el plazo de un mes y de fallecimientos durante el año siguiente.

A finales de 2011, la tasa de hospitalizaciones por ataques cardiacos se había reducido en un 38 por ciento. La tasa de angina inestable (un dolor de pecho repentino y que puede ser la señal de un ataque cardiaco) se redujo casi un 85 por ciento. Y las hospitalizaciones se redujeron en aproximadamente un tercio tanto para la insuficiencia cardiaca como para los ACV, descubrieron los investigadores.

"Gracias a la mejora en la calidad de la atención, hemos reducido sustancialmente el riesgo de morir cuando alguien es hospitalizado con estas afecciones", dijo Krumholz.

El riesgo de morir en el plazo de un año después de la hospitalización por una angina inestable o un ataque cardiaco disminuyó en más de un 20 por ciento. Y el riesgo de morir tras una hospitalización por insuficiencia cardiaca y ACV se redujo un 13 por ciento, hallaron los investigadores.

Estas reducciones fueron más acusadas que para cualquier otra afección médica, según los investigadores. Y no apareció ningún tratamiento "milagroso" en este periodo de tiempo, señaló Krumholz.

"Hay una manera de revertir las epidemias provocadas por el estilo de vida antes que por causas infecciosas", dijo Krumholz.

Ciertamente, el énfasis en las dietas sanas y en el ejercicio ha ayudado, dijeron él y otros expertos.

El uso de los medicamentos para la hipertensión, la aceptación generalizada de las estatinas para el control de los niveles de colesterol y unas reducciones significativas en el consumo de cigarrillos también han contribuido a estas mejoras, dijo Krumholz. Un tratamiento más rápido y mejor para el ataque cardiaco también ha salvado vidas, indicó.

"Nadie pensó que este tipo de progreso sería posible en este corto periodo de tiempo", comentó Krumholz.

Aunque las estadísticas son esperanzadoras, la lucha contra las enfermedades cardiacas sigue, dijo. "Las enfermedades cardiacas siguen siendo la causa principal de muerte y sigue habiendo mucho por hacer", añadió. "Tenemos que seguir trabajando en esto hasta que todos los cardiólogos y neurólogos se queden sin nada que hacer".

El informe aparece en la edición en línea del 18 de agosto de la revista Circulation.

El Dr. Gregg Fonarow, vocero de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), calificó las reducciones en las muertes y las readmisiones en el hospital como "notables".

"Este estudio nuevo importante documenta una mejora sustancial en los resultados de los pacientes de Medicare hospitalizados con un ataque cardiaco, insuficiencia cardiaca y ACV", dijo Fonarow, que también es profesor de cardiología en la Universidad de California, en Los Ángeles.

Durante el periodo revisado se produjo un esfuerzo sustancial liderado por la Asociación Americana del Corazón, la Asociación Americana de Accidentes Cerebrovasculares (American Stroke Association) y el Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology) para mejorar la calidad de la atención y los resultados para estas afecciones, dijo Fonarow.

"Este análisis sugiere que estos esfuerzos contribuyen a salvar una cantidad sustancial de vidas y a evitar un gran número de hospitalizaciones", señaló.

"A partir de ahora", añadió Fonarow, "tenemos la oportunidad de ampliar aún más este esfuerzo para implementar de forma óptima las terapias basadas en evidencias e indicadas en directrices a fin de reducir más aún el número de fallecimientos y hospitalizaciones".

Más información

Para más información sobre el ataque cardiaco y el accidente cerebrovascular, visite la Asociación Americana del Corazón (http://www.heart.org/HEARTORG/ ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Harlan Krumholz, M.D., professor, cardiology, Yale School of Medicine, New Haven, Conn.; Gregg Fonarow, M.D., professor, cardiology, University of California, Los Angeles, spokesman, American Heart Association; Aug. 18, 2014, Circulation